Vienen a por nosotros

Desde 2007, fecha de la última ampliación, la Unión Europea cuenta con 27 paises miembros soberanos e independientes. En sus cincuenta años de historia el club europeo ha conocido siete ampliaciones de diferente calado y proyección. Una de ellas abría las puertas a mediados de los ochenta a España que cerraba así un ciclo de aislamiento al entrar en el selecto grupo de países democráticos europeos. Iguales en teoría pero su peso político nunca ha sido el mismo.

Además de países fundadores, Alemania y Francia han formado la columna vertebral de la organización, la avanzadilla de su desarrollo y progreso vigilados de cerca por el Reino Unido más proclive a mirar siempre a la otra orilla del Atlántico.
Un destacado dirigente de la órbita del presidente francés François Mitterrand, Claude Cheysson, recordaba, recién incorporada España a la Comunidad Económica Europea de la época, que los países europeos eran como las ideas, ”hay grandes ideas, pequeñas ideas y por último está Grecia” simulando con las manos un cierto desdén hacia el país heleno como si limpiara de migajas su escritorio. El mensaje no dejaba lugar a dudas sobre a quienes estaba reservado el oráculo, quien mandaba y seguiría mandando en las instituciones europeas. Un aviso para aplacar de paso el entusiasmo español.

Para entonces ya formaban parte de la CEE los paises europeos del sur del mediterráneo, aquellos a quienes el mundo financiero del Reino Unido acabó identificando con hiriente mofa como el club mediterráneo y engordando el desprecio más recientemente al llamarlos peyorativamente PIGS, literalmente cerdos, por sus iniciales de Portugal, Italia, Grecia y España. Un desprecio a su falta de capacidad para controlar sus cuentas públicas.
Desde el principio España, a quien acuciaba una urgente reforma económica, social y territorial, se puso manos a la obra de inmediato en su transformación, se “convirtió” en pedigüeño y aparcó el debate de las ideas. Así y hasta 2013, fecha tope en que dejaremos de percibir ayudas europeas, nuestro país habrá recibido la colosal suma cercana a los 130 mil millones de euros, teniendo a Alemania como principal país de procedencia de estas ayudas que, importante decirlo, recupera mediante las inversiones en sus bienes y servicios. Hasta la víspera de la crisis financiera actual, España había pasado en apenas veinticinco años de ser un país pobre con una renta media por habitante del 72% a superar el 97,6% en nivel de convergencia con los demás países comunitarios. Crecía por encima del 3% anual, había reducido el desempleo a niveles nunca antes conocidos, las arcas del estado arrojaban superávit, su deuda soberana en mínimos históricos y era la envidia de propios y extraños, incluidos Alemania y Francia. Pero en medio de tanta fanfarria no dejaban de sonar las alarmas, sin embargo. ¿Estaba España tirando con pólvora del rey? Los informes de organismos internacionales así como los elaborados trimestralmente por la Comisión europea sobre las previsiones económicas para el conjunto de la Unión advertían a España del riesgo de la burbuja inmobiliaria, del exceso de concentración de la actividad económica en ese sector, de la necesidad de diversificar la inversión, como por ejemplo, en I+D+I, del elevado riesgo crediticio que estaban adquiriendo los españoles, alentados por un sector bancario falto de escrúpulos y sin control. O de crear empleo de calidad y no precario del que se había convertido en un auténtico campeón según denunciaban la Confederación de Sindicatos europeos. No se quiso oir ni ver. El resultado ya lo conocemos. Ahora pendemos de un hilo y de un balón de oxígeno financiero que se acerca a lo percibida hasta ahora en forma de ayudas, es decir unos cien mil millones de euros para rescatar a una economía y un país destripado, saqueado y en la UVI. De nuevo habrá que recurrir a Alemania y demás socios del norte europeos de la zona euro, al BCE, al FMI. Y no va a salir gratis. Convendría dejárselo claro al ciudadano de a pie: los de negro vienen a por nosotros.

Anuncios

Un pensamiento en “Vienen a por nosotros

  1. Alemania ha puesto mucho de los 130.000 millones de euros, pero cuanto esta ganando ahora invirtiendo en deuda española al 7% a diez años??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s